PLATAFORMA CIUDADANA GUADIATO SOSTENIBLE


 
   

Monóvar (Alicante) dijo NO a la gasificadora

   
 


 

 

Dí lo que piensas

HOME

NOTICIAS

HOJA DE FIRMAS

GASIFICADORA POR ARCO DE PLASMA

=> Tecnología de plasma para el tratamiento de resíduos

=> Argumentos contra la gasificación por plasma

=> Nota de prensa sobre la alegación de greenpeace a la gasificadora

=> Greenpeace pide al Ayuntamiento de Belmez que no autorice la instalación de la incineradora

=> Una industria que vende humo: 10 razones paradecir no a la gasificadora

=> Artículo del periódico "El País" sobre la gasificadora de Alcalá de Henares

=> Efectos sobre la salud de los procesos de incineración

=> Las dioxinas y sus efectos en la salud humana

=> Monóvar (Alicante) dijo NO a la gasificadora

=> La incineradora de Burdeos (Francia) es altamente cancerígena

INCINERADORA DE RESIDUOS DEL CARBÓN (ANTES TÉRMICA)

MANIFIESTO DE LA PLATAFORMA CIUDADANA GUADIATO SOSTENIBLE

MESA REDONDA I (Peñarroya-Pueblonuevo 26 de noviembre de 2010)

MESA REDONDA II (Belmez, 7 de abril de 2011)

COLABORA CON NOSOTROS

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

NUESTRA APARICIÓN EN LOS MEDIOS

Contacto

Galería

Lista de links

Vídeos y Audio

Encuestas. Tu voto cuenta, vota aquí

Díptico

Descargas (Documentos en pdf)

 


     
 

El Ayuntamiento de Monovar cambió de posición «obligado por la presión social»

Carlos Arribas, Miguel Ángel Pavón, incineradora Sagunt





En la tarde ayer tuvo lugar una
charla-coloquio sobre las incineradoras y sus consecuencias. Miguel Ángel Pavón, del Consejo Político de EUPV, Carlos Arribas de Ecologistas en Acción y Fernando López Egea concejal de EU en el Ayuntamiento de Sagunto, disertaron sobre las cuestiones técnicas de las plantas incineradoras y sobre los aspectos políticos y sociales que conllevan el «rechazo a su instalación».

Miguel A. Pavón explicó como la ciudadanía de Monovar (Alicante) se movilizó en contra de la incineradora que querían instalar en el polígono industrial (de titularidad pública,del SEPIVA) del aquel municipio y finalmente la Conselleria la desestimó. Aquella incineradora «es la misma adaptada quieren instalar en Parc Sagunt, según la mercantil Soluciones Energéticas, S.L. reconoce en sus propios documentos».

Concreta Pavón que la incineradora se empezó a tramitar en el año 2001 y «pasó casi desapercibida». En 2003 consiguió la autorización ambiental integrada de la Conselleria, pero el polígono industrial estaba un poco atrasado, «le faltaba la reparcelación de esos terrenos». Este mismo año en marzo, vieron un anuncio en el DOG que salía a exposición pública la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de una planta que la empresa denomina de valorización, pero que no es más que una incineradora. Una planta que en principio era para tratar 120.000 residuos anuales del curtido y del calzado, no 33 residuos diferentes como pretenden tratar aquí.

Plataforma ciudadana
Una vez comprobado que el proyecto iba en serio diversos grupos políticos y colectivos ecologistas y colectivos vecinales se movilizaron y se articuló una plataforma para intentar dar respuesta a una industria que rechazaban. En principio, el Ayuntamiento informó favorablemente en lo que se refiere a la compatibilidad urbanística. Cuando se enteraron, estaba el proyecto en fase de alegaciones y 4.200 ciudadanos presentaron alegaciones, además de las realizadas por los partidos sindicatos y colectivos ecologistas. «Dichas alegaciones se presentaron en el Ayuntamiento de Monovar y en la conselleria de Medio Ambiente y finalmente a consecuencia de toda esa presión social, parece que la empresa ha desistido de instalarse en Monovar y se ha venido para Sagunto», destaca Miguel A, Pavón quien añade que no hay una resolución de Conselleria notificando a las personas y colectivos que presentaron alegaciones.

Ha resaltado el dirigente de EU que en Monovar dijeron que sólo se iban a tratar residuos procedentes del calzado y del curtido. Sin embargo, el Plan Integral de Residuo la Comunidad Valenciana del año 1997, todavía vigente cuantifica los residuos de la piel en 30.000 toneladas año, hasta llegar a 120.000 nosotros nos planteábamos la duda y «así lo reflejamos en las alegaciones que si querían traer residuos de curtido del calzado de otras comunidades o iban a tratar otros tipos de residuos. Por lo pronto una primera alerta a esta empresa que utiliza métodos poco honestos a la hora de explicar sus planes».

En resumen, el Ayuntamiento gobernado por el PP y un grupo independiente, que empezó aprobando al compatibilidad urbanística del proyecto, cambio su posición e hizo alegaciones a la incineradora, obligados por la presión social. «La única manera de paralizar estos proyectos es con la presión social», han asegurado tanto Pavón como Arribas.

Características de la incineradora
Este tipo de industrias, convierten los residuos en gas mediante altas temperaturas; parte de esos residuos se transforman en gas de síntesis que una vez purificado a través de unos filtros se quema para obtener energía eléctrica. Esta planta tiene una chimenea de 16 metros de altura y de «ello no les gusta hablar a los propietarios del proyecto, pero hay emisiones de lo contrario no habría chimenea», asegura Pavón. Añade este miembro de EUPV que otra parte de los residuos se supone que se solidifican en una especie de magma «que los empresarios dicen que se puede utilizar como material de construcción, pero en el reactor que se meten esos residuos se producen una serie de reacciones que muchas veces es difícil de controlar, sobre todo cuando al composición de los residuos es muy heterogénea, como sería en este caso, por lo que sería muy difícil que ese gas d síntesis no vaya a tener un grado elevado de impurezas que al quemarse se emiten a la atmósfera contaminantes que pueden afectar a nuestra salud, como puede ser los curtidos y residuos del calzado que se utiliza el cromo tres como elemento curtiente de las pieles al introducirse en el reactor puede transformarse en cromo hexavalente, que es un cancerigeno muy potente y así lo alegamos».

Desincentivar la política de las tres R.
La incineradoras a juicio de los participantes en la plataforma de Monovar desincentivan la política de «reducir, reutilizar y reciclar». En la Comunidad Valenciana se recicla «un 1% de los residuos sólidos urbanos», por que prácticamente no se tratan los residuos las plantas de tratamiento se utilizan sólo como vertederos y éstos se colmatan con residuos que deberían reciclarse, reduciendo su tiempo de vida.

El representante de Ecologistas en Acción, Carlos Arribas, es licenciado en física y además de ofrecer una amplia información sobre cuestiones técnicas de como funciona este tipo de industrias y como sus proceso van liberando sustancias, «algunas muy tóxicas, por eso son peligrosas las incineradoras». Informa el ecologista que este tipo de empresas las han tenido que cerrar por su emisiones en algunos países como Alemania, «sólo hay una que funciona desde 2003 en Japón», afirma.
También ha informado el miembro de Ecologistas en Acción que el proyecto es de una multinacional norteaméricana cuyo representante para Europa y España es Ivs Bannel, pero que en el proyecto de Monovar también estaban implicado en el proyecto de la incineradora la patronal del calzado (INCUSA) de Alicante.

Podemos resumir que la incieradora es una industria que necesita una inversión de 50 millones de euros, 100.000 m2 para su instalación, necesita cien millones de litros de agua anuales y genera 22 puestos de trabajo.
Arribas destacó que las incineradoras son el «fracaso de la política del Plan Integral de Residuos del PP». Añade Arribas que la Generalitat no ha sido capaz de implantar la separación de los residuos de materia orgánica en origen y lo piensan solucionar con incineradoras y en esa línea va el nuevo Plan Integral de Residuos que están elaborando. «La conselleria tiene previsto la construcción de tres incineradoras en la Comunidad Valenciana de 500.000 toneladas cada una, para ello esta promoviendo una empresa mixta de capital público y privado (Vaersa)».

Resaltó el ecologista que desde UE se admiten las incineradoras sólo para quemar los residuos tóxicos y muy peligrosos que a elevadas temperaturas se descomponen perdiendo toxicidad. «Pero no tiene sentido quemar metales ni cristales».

También explico Arribas que este tipo de industrias consumen más gas en su proceso de incineración que el gas que producen quemando los residuos y, además este gas de síntesis es de bajo poder calorífico por lo que tienen que inyectarles gas natural, (por eso les vendrá bien estar cerca de la regasificadora) para producir electricidad.

 
 

 

 
Realizado por Plataforma Ciudadana Guadiato Sostenible. 2010

purevegas, Counter html, vip kasino, CASINO REVIEWS, Virgin Casino